Cachi, a destination to feel close to immensity

Visitar el Noroeste argentino es el viaje más próximo a sentir cerca la inmensidad de un paisaje difícil de olvidar. Cada paisaje está coronado por cerros y montañas asentados sobre una vegetación frondosa o de piedra árida (con diferentes colores por la sedimentación) no sólo es una muestra cabal de la belleza de la naturaleza, sino también de que la plenitud de cada lugar oxigena la mente y el alma.

Y si además el viaje se planifica en familia el desafío es doble: porque no sólo se trata de recorrer lugares pintorescos y que desbordan historia argentina y latinoamericana sino que implica que el disfrute sea diverso, con una buena elección de los destinos, buena comida, actividades divertidas que definan la impronta del viaje.

Una buena sugerencia es tomar como punto de partida hacia la ‘cumbre’ del NOA a Salta Capital, pero por supuesto no sin recorrerla primero. Es una ciudad que se debate entre recuperar la historia de nuestros ancestros y pujar por la propia. Una tierra que resume cultura y raíces, con una oferta cultural, gastronómica y arquitectónica de la ciudad más emblemática del Norte argentino.

Además de recorrer el casco histórico de la ciudad, hay algunos puntos que no se pueden soslayar, con ganas y actitud. La visita impostergable al Museo de Arqueología y Alta Montaña (MAAM), donde se encuentra el hallazgo de los tres niños congelados en la cumbre del Llullaillaco en 1999.

Fuente: http://www.infobae.com/

Compartir:
FacebookTwitterWhatsAppGoogle+PinterestLinkedInDeliciousGoogle GmailEmailPrint